jueves, 29 de diciembre de 2011

para vos, amiga


que ayer al encontrarme masticando entre galleta y galleta, esa cuestión de hechura gelatinosa que no fluye entre la mar de la vida; me dijiste "pero bueno, ¿escribiste sobre esto?". Y ante mi negativa cara de ojete -acrecentada por el desconcierto de tu ilusa dulzura- insististe con el asunto, que dele, escriba y libere, en pose de psico-snack.

Querida. No es teclear y hacer malabares.

Puede que alguna vez te lo insinuara. Puede que te haya hecho creer que logro despojarme del paquete. Caramba, puede sí.


Así que dale, escribo y con mi cara de aspirineta más redonda te dedico estas palabras, ami.



Y esta foto que está preciosa. :)
  




















---

viernes, 9 de diciembre de 2011

aquí, nau?























me ubico en el presente.
ya dejé el parafraseo del regalo y me concentro en estar acá.
ahora.

bien.
me doy cuenta que pensar a futuro, eso; es no estar sino allá.
recordar ni hablemos.


mi duda es la siguiente:
si estoy presente en mi ahora,
y acá mismo
estás vos,
que materialmente estás en otro lado.

ahora,
¿en dónde es qué estoy?



---



lunes, 31 de octubre de 2011

feliz calabaza.



Una publicación acorde a la fecha.
¡Quiero truco!
(conmigo, salado)



- Abróchese el cinturón. De lo contrario podría romperse las botas
- Mientras no sean los vasos...
- Sanguíneos.
- Tarambana y Pusilánime.
Así se llamarían mis dos payasos. Y los odiaría tanto por esos nombres pedorros.
- Malditos payasos.
- Cambio.
- Mis ventanas no se abrieron. Se abren cuando hay sol, les gusta mucho ver cómo se broncea el piso de pinotea. Y se ríen, malas ellas.
- Como payasos tarambanas.
- O de los otros.
- La Vida de los otros, ¿viste esa peli?
- Vi Lost, semeigual.
- Claro. Como esta canción, semeigual.
- ♫
- ♫



- - - 

lunes, 10 de octubre de 2011

Septiembre, Jopo.

.
.
El título original serìa Cosas que me rompen... Vol. II
 pero  ya que no tuve la molestia de dedicarle una mísera
entradilla, decidí dedicarle por lo menos el título a ese mes. 
(En realidad, es mi  tributo a este blog. Pasen y vean-los :). 




Pasa que desde el Estado se planteó esto, y destapó temas de una olla que estaba oculta -desarrollado por acá- en la sociedad. Por suerte. Hay que sacudir el avispero (día metáforico, eh). Ya vislumbraba yo un debate interesante a nivel civil. Información, ¡AL FIN! circulando, desmitificando, sacudiendo miedos, poniendo comprensión y apertura a un tema básico, y natural. 

Entonces, decíamos, la voluntad expresa del Ministerio Interino de Salud Pública de querer prohibir los partos domiciliarios, anulando (sancionando bah, pues las mujeres que eligen parir fuera del hospital por ciertas razones, no van a dejar de hacerlo, por ciertas razones). Entonces le sale el tiro por la culata, aflora el tema, y surgen cosas; como movilizaciones de parteras, mamás, papás e hijos/as planteando la necesidad de

que se planteé la humanización del parto, poniendo de al equipo médico a la par de la paciente, integrándola en la elección de prácticas hacia su cuerpo (como un paso a derogar el vicio de aquellas que le son cómodas al primero, siendo no del todo beneficiosas para la segunda. Bueno sería retomar lo de que aquellos estaban al servicio de ella, no viceversa).
Que se planteé el tema en la mesa acerca del derecho a elegir donde parir, sea en hospital, en casas de parto o en mi casa. Eso. Poder elegir.

Y a este tema tan poco tocado, felizmente abordado así, aparezca  como reacción un bombazo en forma de comunicado de parteras oficiales (o sea, en el sentido literal, las que trabajan en los hospitales como ayudantas de los médicos) dando su apoyo al Ministerio y que de ninguna manera aprueban eso que los partos sean domiciliarios en lugar  (?!) de las instituciones, onda Peñarol VS. Racing  (soy cero futbolera, perdón si la comparación no es acorde) es dañar por dañar.
Y la discusión se anule, se desvirtúe hasta el pedorro punto de HOSPITAL NO, CASA SÍ, reduciendo la cuestión a esa dicotomía irreal, ninguneando el tema de base que era informarnos para poder elegir y que gracias a anuncios así, de(sin)formadores, haya personas que se queden con eso, se cierren a una posibilidad antes de pensar acerca de la misma, y den vuelta la hoja sentenciando "y sí, qué locura cerrar los hospitales... Cómo hay gente queriendo volver a la Edad de Piedra" me paspa los ovarios. Sin metáfora.




....


miércoles, 31 de agosto de 2011

miércoles, 24 de agosto de 2011

Hey, intervengan!



 Tengo una invitación para hacerles, a todes*
(leed con atención)



¿de qué viene?


Me imaginé un muro profundo en el agua, donde ya no llega el sonido. Y allí en el fondo empotrada, esa especie de pared con vivencias de todo tipo: 
letras, canciones, cortinas, besos, retretes y tratos, marcos sin dibujos, palabras dichas e ideas no manifestadas; mientras veo cayendo un zapatito a congregarse con el montón de chucherías. 
Ahí dejé de imaginar. Sé que en seguida hubiera visto muchos objetos e indecibles más. A cada rato, todo el tiempo, no paran de caer.


Entonces se me ocurrió algo, y me puse a buscar en
las hojas de un libro sabiendo qué lo podía explicar.
Voilà!:

“… el sombrero hongo era el cauce por el cual Sabina veía correr cada vez un río distinto, un río semántico distinto: un mismo objeto evocaba cada vez un significado diferente, pero, junto con ese significado, resonaban (como un eco, como una comitiva de ecos) todos los significados anteriores.”
/
(La Insoportable Levedad del Ser, p.94)




¿a qué vamos?


Les invitamos a elegir objetos, palabras, olores, anécdotas, o abstracciones varias. Es decir, cualquier cosa que les signifique una vivencia, y dejarlo/s, a partir del próximo LUNES 29 de agosto, en una caja denominada RETAZOS que estará en Bellas Artes (18 de julio al lado de la Biblioteca Nacional, Montevideo. La idea es tener más espacios donde dejar otras cajas, a fin de descentralizar la experiencia. Mientras es allí o también pueden escribirnos las.cuadradas@gmail.com y coordinamos encuentro. Les agradecemos que difundan e inviten a participar a quienes gusten).
Tengan en cuenta que lo que lleven no será devuelto.

Luego de esta primera etapa de "recolección", la experiencia devendrá en una o varias intervenciones urbanas, dependiendo de múltiples factores azarosos: la cantidad y clase de vivencias recolectadas, la interacción entre ellas y con nosotros (es la parte secreta, jeje). 
Déjennos su mail también si quieren que después nos comuniquemos para contarles cómo sigue.

Elegimos la intervención como medio, pues siendo un "accionar" (lo correcto sería 'intervenir', pero la redundancia) en el paisaje, posee la cualidad inherente de ser un cruce de "ríos semánticos" entre los objetos y los sujetos que los transitan.
Ese es el leit motive de la experiencia.
Súmense! A ver qué sale :)




(he aquí más 'retazos'... me colgué, sí)
(ya sé... son bien de nena. machotes, abstenerse)





     


o
  






* Ajá, todes: me cansé de escribir "todas y todos", usar sólo la O o la A me incomoda -la igualdad de géneros hace estragos- y cada vez que escribo "todos/as", esa barra me rompe los ojos. Las arrobas están fuera de concurso. Aberrantes. Así que, abreviando, empecé a poner una E -ni hablar de lo que se ahorra en telegramas- y felices.
Les invito a adoptarlo, mis amigues. ¡Qué de invitaciones hoy!



---


lunes, 15 de agosto de 2011

(¿así también lo vería Pessoa?)

Nos encontramos en los descuentos.

Es una especie de calle con silencio de adoquines
empinada -o en bajada, dependiendo el Sur- humedad y dos faroles,
si esto fuera Lisboa.


.

viernes, 5 de agosto de 2011

como sandías en carreta


(aprovecho este espacio para saludar -anticipadamente- al tocayo de los Santos, 
 y volver a felicitarlo por el año orgásmico que está viviendo)
(para el resto, ¡salud! ...y amor y etcéteras :)




















alguien que quiero anda bajón, y sé cómo ayudarle
este mes cumplo años, y quiero tomarme esa excusa
/estos días vienen con un bienestar bastante general
la vida le sonríe a mucha gente
mucha gente le sonríe a a vida
(y cómo me pone de contenta sentirles lo contento)
/compramos pinturas y vamos a salir a pintar por ahí
sigo curiosa
casi
nada puede salir mal.

lunes, 1 de agosto de 2011

Cacofonía del pudor.



Hace tiempo quiero empezar a escribir, y por alguna razón u otra, al final no me aventuro. No soy escritor, bueno, ahora mismo sí lo estoy siendo (rehúso de esas categorías encasillantes de personas. Que alguien tenga cierto talento, una actividad predilecta o a la que le dedica más tiempo –pudiendo no ser su preferida, a cuántos les pasa- no es motivo suficiente para tal única categorización. O si debe usarse, en todo caso, se bien use: un escritor también es cocinero, si gusta cocinar o lo hace diariamente, aprendiz, basurero, electricista cuando se ocupa de tales tareas hogareñas, barbero, etcétera. Acá mi hipótesis).

Mi inexperiencia escribiente me deja un poco perplejo a la hora de arrancar las letras. Pensé que lo mejor sería comenzar contando mi nombre, datos que ubiquen al hipotético lector o lectora en alguna zona incipiente. Añadir algunos objetos, a fin que se le dibuje cierta imagen mental más detallada y los inmersa (pasaron a ser varios, qué popularidad) en un ambiente más amigable para el relato, de predisposición a.

Pues hoy me resbala todo eso. Debo pedirle perdón a esos preludios y a los distintas inspiraciones que en varios días surgieron para (no)escribir. 
Siendo definitivamente este el día D, le otorgo total prioridad al impulso de hoy, así no sea lo adecuado para inaugurar mi faceta escritoril, carezca de interés lectoral y no corresponda a mis anteriores ocurrencias en su anhelo de calidad literaria. (Si remonto alto desde el vamos, pasado el orgullo inicial, ¡qué presión a posteriori!) (Excusa barata. la verdad es que necesito escribirlo). 


Voy bastante seguido a visitar a una pareja de amigos (p.d.a.) que vive muy cerca. También hay bastante afinidad y confianza entre nosotros, lo cual hace natural ese ir y venir constante entre una y otra casa.
La semana pasada fui dos veces, y en la primera ocasión sucedió algo que considero extraño. Cuando pasé al baño, al levantar la tapa del water, enorme fue mi sorpresa al percibir bajo el agua amarronada un maraño de gran tamaño*. Ahí quietito, mansamente esperando a desintegrarse, o quién sabe qué cosa. Está bien, cualquiera puede olvidarse; yo mismo soy partidario de hacer menos uso del exceso de agua que libera la cisterna cada vez que se utiliza el inodoro. Exceptuando estos casos, claro. 
Bueno, vaya y pase.
Lo verdaderamente raro, es que en la segunda visita, con exacta similitud de los hechos, estos se repitieron. ¿Qué los llevo a optar por tal conducta? ya que habiendo reiteración, creo que se descarta la posibilidad del desliz. ¿Debo creer que lo han tomado como una nueva costumbre ecologista en extremo? ¿Qué será, sino? Siendo ellos gente pulcra... No entiendo. 

La duda queda. Y ya dice el refrán qué pasará sino la despejo. 
Para mi asombro, con esto develé que la sinceridad casi “honestidad brutal” que me caracteriza, tiene su talón de Aquiles cuando de caca se trata 
(hablar, porque escribir ya comprobé que no). 
Si mi estimada p.d.a. llegara a leer esto, ruego me respondan, y por escrito. Gracias.




* La rima fue azarosa. Desdeño de la métrica. (No así del sistemático uso de palabras como "escritoril" o "escribiente". Cuando no hay, hay qué inventar).

martes, 26 de julio de 2011

especista de especias, nomás.

esto no es literatura, es algo que viene por el lado de esto.
estaba un poco superada cuando lo escribí, luego de hacerlo se pasó así 
que después dudé en publicarlo para no tentarlos/as de leer un bodrio. 
pero lo deje. es la omnipotencia que da el blog propio, qué va hacer.


como no quiero que naides se sienta estafado, desde el vamos les digo de qué viene la cosa (suspicaces, relean el título) cosa que si molesta, puedan huir a tiempo.
venía con otra idea para escribir, pero este día hermoso tuvo su inexorable momento en el cual mi mente carbura este asunto del título.
y salió la catarsis. escupida de mis aversiones sociales, es decir, por:

el amor del veterinario que vende (ay) mascotas, y jaulas.
el término mascota
el concepto de jaula.
las correas, ni se cruza la idea del arnés así el animal en cuestión sea un perrucho liviano. te gustaría qué te cinchen de la nuez?
los cosméticos. colgate. remedios holopáticos, que para confeccionarlos torturan, y crían, y matan (bah, "experimentan") a los demás animales, para probar que esos productos no nos dañen, humanos.
nosotros/as cómplices, que ignoramos de dónde provienen las cosas, y no buscamos respuestas.
las hermosas canciones infantiles que en un momento cantan "mi mamá me compró un gato/hamster/pez" (...) (qué feo que fue escuchar "canciones para no dormir la siesta", que antes oía tan dicharachera; llegar a la canción de la feria de tristán, oir me "compré un pajarito..." y recordar con horror esa esquina de aves hacinadas, esperando se lucre con su vida).
los que pisan las hormigas, por pisar.
los que pisan personas, por plata.
el cartel tamaño L de esa marca de panchos recitando nos une la pasión con la foto de dos tipos haciendo una versión decadente de la dama y el vagabundo... cambiando la pasta por harto pancho, claro.
el combo asado + fobal.
el chuco que debemos comer carne porque en la prehistoria se comía y así se formó nuestro cerebro. Sí, por eso, ya creció. avanti, morocha.
el que cuando manifestás indignación por lo injusto de la tracción a sangre, léase, caballos tirando de los carros hasta morir (entendamosló, vivir sólo haciendo eso, hasta morir; haciendo eso) te dice que lo que importa primero es la gente. es una competencia? alguno la debe quedar? qué tal si la situación cambia para ambos?

empatía  y conciencia, qué más.
lindo cuándo digamos "derechos para todos", y que sean todos/as.




otra cosa que me hace temblar el ojo, es que esos cambios devengan de un cambio en las leyes, y la sociedad por eso se acomode a la nueva cosmovisión, prescindiendo de la conciencia individual, a priori.
también me revienta,
la teletón. el $1 con cada compra. el sistema educativo escolar cómo es. la falta de abrazos. ver que mucha gente se maneja con tanta culpa. Tanta risa que podría salir, pero no.
y además
los que venden ramos de flores. los que los compran. los/las que arrancan flores/hojas/tallos porquesí. la gente que clava carteles en los árboles. el que agita la manifestación por la tierra (de paso el chivo) pero no se le ocurre separar lo seco de lo orgánico, en su casa. y las doñas (experiencia personal, posta) que al pasar al lado tuyo por la calle te comentan asqueadas, mirando a dos personas que están durmiendo en la calle, "pst...por gente como esta el país ta como está".

en fin.
ya lo dice una pintada sobre la calle Libertador, "inseguridad es canal 4".



jueves, 14 de julio de 2011

andas y cuentas.



Anduvimos cantando. Un poco alto, pero bajar el volumen era 
sacarle el disfrute. Dejamos el chocolate para lo último, y el 
cine la charla o la risa tuvieron el goce triplicado de ese postre en 
verbo devenir. Me miraste. Entonces ahí entre el iris amarronado y 
la pupila, leí que eso existía para ti igual igual igual, que para mí. 
Ya no había lugar para tanta cosa útil. Borramos la duda. 
Así me importaba apenas la cotidianidad obvia que se sucedería 
junto con su miedo de descompaginarnos, charlar con terceros, 
ir a buscar algo que picar, barrer las migas del suelo.
Interferencia para estos elementos sin tabla periódica, nula.
Y me fui confiada en ese estado de nosotros que sobrevolaba esta 
bi-dimensión. Y ganaron terreno ese par de giles, y acá quedé 
yo revoloteando. Mirándote fuera del tiempo y el espacio (vacío).



---

Entré a ver con qué podía degustarle a usted, preciadísimo visitante, actualizando el blog mientras no publico lo que realmente quiero compartir (falta un poquito aún). En eso estaba cuando para mi sorpresa me encuentro con esto que-no-tengo-idea-en-qué-momento tecleé. Por esa hazaña ya merece ser publicado: algo que escribí sin mi consentimiento conciente es de mi entera admiración, así sea una especie de oda al desamor (casi lo retitulo "Roman-cero II", pero le dejé el original, que de paso comento que me gusta mucho y me recuerda a esta canción). Archipiélagos eran los de antes, yo qué sé *.

* De veras no sé... Pero dada la política de hoy, pasa. Sol y amor para todos/as :)



miércoles, 22 de junio de 2011

* de toxinas

viene.
(las cosas se rompen a menudo, y otras confeyons
sin mayúsculas).















empecé 
a escuchar de cero
borrar la inconstante del juicio previo
tocar las campanas -¡hora del almuerzo!-.
manotón del ahogado 
graf spee preludio al bum 
del hasta luego
y no aclares que es de noche.
queriendo 
no decir qué nunca, nunca
por si acaso miento. 
olvidé
el año bisiesto                                       
los veintinueve de ñoquis
la jura de la bandera
la promesa del carnaval
la copa libertadores *. 
casi 
veleta de gallo sin viento
stand by en pausa punto muerto
(esas chanzas)
y alguna vez aprender a conducir el carro
a ver si por hoy no se me va la moto.



jueves, 16 de junio de 2011

De tu-yos y míos.




Y la historia sucede entre nosotros.
Entre esos yo.
O vos y yo.


No hablo de heterónimos
ni de alter egos.
Hablo de ti siendo tu, y por ello yo.
Claro que esto es inútil viniendo de mí
que no soy tu yo, sino el mío


y nunca tuya.



viernes, 3 de junio de 2011

9 pm.

Un Buenos Aires azul que se despierta. 

Pero a las siete quise yo agarrarlo por sorpresa y me lo calcé. 
Aún estaba dormido y se negaba a mi réplica. 
(Lo entiendo, tampoco me gusta madrugar).

A las ocho el café, un cuento a medio escribir sobre gente terminal -que 
también están empezando la muerte; habré de rever eso-. Etcéteras.

Hola sí buenos días gracias.
(Por a-hora sólo este cyber me recibe). 
Aventuras a borbotones en trenes y encuentros y asombros, me esperan.

Luego de las nueve.



viernes, 20 de mayo de 2011

Pseudo fiaca Polognesa.


O Aproximación en tres a la experiencia poética, de tenerla algún día.
 - Ajá.


  1
     Ella me quería mostrar algo. Primero sonó el timbre, o toc-aron la puerta. Allá fue un      
     poco molesta por la interrupción y porque ya traía la caja de fotos (supuse que eso 
     contenía) con notoria emoción. Abrió y era un veterano que cada tanto paseaba por las 
     casas del barrio con ganas de conversar.
     Durante su charla yo miraba por una claraboya minúscula que no sé si originariamente se   
     planeó como tal, o fue una sobra de vidrio, un hueco en el techo aprovechado. Existe  
     para cultivar la imaginación. Se ve casi nada, aburridísimo -un poco de cielo, alguna 
     bolsa que pasa que tal vez sea un pájaro, una nube de nylon- entonces el único recurso 
     de la mente es inventar posibles sucesos aéreos.
     Creo que ella me llamó unas cuantas veces hasta que logré bajar la vista, haciendo tanta  
     gestualidad que si no la conociera creería que oficia de traductora de señas. Con sus 
     manos me invitaba a destapar la caja, creí. Me acerqué y acaricié la tapa, lento, 
     denotando en la delicadeza que mis movimientos traían la exquisitez del momento. Ahí 
     me di cuenta que obviamente no comprendía su idioma gestual pues me golpeó la mano 
     y señaló otra cosa, mientras se paraba instándome a seguirla. Sabía que ya no vería el 
     contenido. Sólo imaginarme sus fotos desparramadas en mi falda y alrededores, como si 
     mirara por la claraboya.


  2
…Y así surgió la poesía, me decía él. Como yo seguía sin comprender, en lugar de ignorarme o irritarse empezó a buscar algo que lo guíe, tomando la actitud de profesor preocupado en que sus alumnos aprehendieran.
Seguimos caminando algún rato más, arrastrando la noche en silencio. Yo vagaba con la mente y los ojos por entre las cosas, esas cosas que andan por la calle y pueden ser muy interesantes si se las ve con atención.
De repente despertó de su ensimismamiento y me miró con cara de bingo!, volviéndome al hilo de la conversación en suspenso. Era el ejemplo que necesitaba. Mirá ahí - me señaló unas ventanas que sostenían una pared beige, sobre la que se había escrito en negro: la ausencia duerme entre los edificios. Leí.
Me pareció o quise entender algo, el juego de escribir eso precisamente en un edificio. Pero no. Cuando volvió a hablar supe que se trataba de ese espasmo viviente entre las cosas, en ese espacío vacío no vacío, o la ironía del arte, que tal vez sea todo lo mismo.
- Resumiendo, la poesía nació cuando nacieron ellas, cierta confabulación de fonemas aleatorios: Las palabras. Tuvo que nacer para desmentirlas. ¿Pudieron decir lo que querían, pudimos, podemos?. Semiótica insuficiente.- Calló él.
Y entonces la poesía, merde.



  3



                                                                         .nàtsirT




jueves, 28 de abril de 2011

Libertad, coño.






Ser libre y autómata es incompatible.

A veces juego y me pongo en rol automático, ese de vivir sobre ruedas la cultura que me fue dada, y es casi volar libre sin presión ni extravagancias, oler la dicha de la ola. 
Entonces, encarnada en ese personaje, me miro de afuera. Miro y entiendo por qué me piden explicaciones, por qué soy rara, por qué la duda. Entiendo que en modo automatic no vean los achaques entre los oasis de nuestra cultura, lo especista. Entiendo que me vea cual descarte.
Que estar del revés parezca una trabajosa manera de andar, una elección de vida esclavizante. 

Información y acción para elegir el qué y cómo vivir, un eslabón entre otros, así me huele la libertad. 
Investigar acerca de las causas, conocer las raíces, buscar el leit motive, reflexionar-nos, incomodar la comodidad de la costumbre para crear otras nuevas, elegidas. Libres. 

Creo en lo constructivo del juntos/as, por eso no me recluyo y sigo rompiendo los huevos. Reivindicar las cosas buenas que hay para partir de ahí a construir lo nuevo. Creo en la diversión inherente a todo eso. Creo que desde el "no" nada se crea, que se hace de a puñados, con la risa, los detalles ínfimos. Creo que un dibujo también es revolucionario.
Joder.




sábado, 16 de abril de 2011

Feria del libro, infantil y juvenil. Concurso...


...y había que presentar un afiche, al libre albedrío. 
Lo hice, no gané. 
Menos mal, sino al jurado le faltaba criterio: fecha demasiado pequeña entre algún errorcillo 
más (pasa que yo siempre a contra reloj...). Igual* disfruté de lo lindo haciéndolo
con mi amada pilot + acuarelas + collage. 
 Y bueno, para que no quede en el olvido, se los comparto :)





~Leer es otro mundo~



*  Decir "Igual" me parece que no tiene sentido, pero así son las muletillas. Da igual.


domingo, 3 de abril de 2011

Cocherretrato.

O "estoy aburrida y tomé -a escondidas- el rol de mi amigo a quién le dieron
como premisa en facultad escribir un retrato de sí mismo". 
(Que finalmente escribió mientras bebía su taza del tan mencionado líquido, y publicó en su blog
recién innagurado para clase -sí, es todo muy raro -. Espero lo primero de varias cosas así de majas ;).








Acá mi autorretrato. Tengo cara, tengo ojos, soy un hombre. Pero sé que es una trampa. 
También esperan que diga que tengo orejas, pestañas, bigotes, uñas largas, tomo café. 
Que uso lentes de descanso y voy a cortarme el pelo, que las paradas quedan lejos pero me gusta caminarlas, el mar suena más grave si es de noche y casi duermo. O que leo pienso sueño canto cocino miro plantas los ojos y las letras, como cualquier hombre, como toda mujer. Ni lo piensen.



---

miércoles, 23 de marzo de 2011

Roman-cero.














Agustino creía que no podía hablar de eso con nadie, lo cual me incluía. Esto no interfería en nuestra amistad: el motivo no era la desconfianza o algún ogro de esa calaña. Más bien la certeza que si contaba algo, si eso excedía los límites de su persona, para el lado que fuera, iba a soltarse una inmensidad de energía que se dispersaría aleatoriamente en forma de alud u otra catástrofe. Yo sabía bien que dicha fuerza no era movida por el chusmerío, respondía a una ley física que escapaba a la voluntad y designio humano, naturalmente. Así que de esto nada me contó jamás, y yo hago como si no supiera para no desencadenar la avalancha.

Me gusta mi vecino, y digo mi porque es el único. O sea hay otros, no vivo en un descampado tampoco, pero es el único realmente vecino, acá pegado. Él y un gatito que se me hizo amigo hoy, pasamos panchos la tarde, de lo más compinches acompañándonos. Al final lo dejé entrar en casa con la condición de que no se meara y se portara bien. Después fui al almacén por harina y aceite, me siguió así que lo metí en el canastito de la bici; pero se ve que no le gustó eso del encierro y saltó. Me cae bien este gato. 
Ahora llueve mucho, una tormenta de película así en vivo, y me preocupa dónde andará, tan chiquito y qué no lo vi más.
Mi vecino me gusta por muchas cosas. No da para entrar en detalles porque soy obsesiva y me pasaría hartos párrafos detallando. Pero me voy a permitir algunos despuntes, sobre todo porque hace rato que no me gusta alguien con ganas y merece seis menciones. 1) Me gusta porque me intimida. Es directo. No tiene verguenza, y con un paneo desenmascara la situación. Me siento in fraganti, así que lo evito bastante en realidad. 2) Le gusta regalar cosas por regalar. Como los panes, o las flores que trajo para compartir. Hoy por encima del cerco nos pasó dos ajíes rojos, los cuales me generaron involuntarias asociaciones de paralelismos con su persona. 3) Hace música y casas así como la suya, de ficción, llenas de detalles que no coinciden con esas manos tan grandes. 4) Me gusta hablar de él y decir mi vecino. 5) Me gusta de noche asomarme por la ventana y ver las suyas prendidas, todas coloridas. 6) Y me gusta que es inteligente y deja un espacio vacío entre las cosas, como para que lo rellene no sé qué enigma. O son cosas mías.
Hay algo más, una curiosidad. Transmuta. Parece distinto cada vez que lo veo. A veces no lo reconozco, y se lo digo. Él abre los ojos como haciéndose el sorprendido, y contesta que eso le sucede bastante seguido con la gente. Después se ríe, o a mi me parece. 
En cualquier momento podría desaparecer, él y su casa, como algo natural.
  
No le conté a nadie que me gusta mi vecino, ni voy a hacerlo. Tampoco creo que vaya a modificar o haga algo que le demuestre nada. Tengo la sensación de que si muevo alguna cosa podría echarse a rodar algo impredecible y grande, como le sucede a Agustino. Aunque él ya lo sepa, seguro.


viernes, 18 de marzo de 2011

* Apretar las teclas por el placer del ruidito.

Atarse el pelo con las gomas de escritorio,
andarse dezcalzo entre los abrojos,
succionar la pajita desesperadamente y que no quede jugo,
atraer con los ojos con la mente con la convicción, al otro
y repelerlo como mosquito.
Te digo que no sé que escribo. Sí, es eso.

Despertarse en ese lugar, decir buen día, abrazarse, aprontar el mate con el placer de un ritual, sentarse en el porch mientras algún otro ya musicalizó el ambiente de fondo, como de casualidad. Reírme casi feliz, de ahora en más.
Y decir odio las rutinas.

martes, 15 de marzo de 2011

Pero qué paquetería!






Cómo era de esperarse de estas féminas,
un blog acorde a la identidad y estética propia del sexo rosa 
más ¿nunca? débil

www.estoycuadrada.blogspot


Próximamente en todas las vidrieras

Salú!

- - - 



(Ya sabeis, hablamos de).

jueves, 3 de marzo de 2011

Pedorra.






No me gusta leer, menos escribir algo donde sea despiadadamente evidente y exponencial la crisis existencial por la que atraviesa -o es atravesado- algún alguien, ajeno o propio. 
También detesto escribir algo inventado y después angustiarme por lo 
antro-ego-pocentrista de todo, por el vidrio desvirtuado que creímos espejo, que entonces ya no es ventana y sólo refleja nuestras jetas, caras distintas de la moneda. 
Y las metáforas. Desdeño de ellas, otra vez. Siempre. 
Más que todo esto junto, me desagrada enarbolar el asunto -¿cuál sería?- con toda esta perorata sin decir directamente lo que sea, sin palabrerío ni título pedorro. Yo, puaj.




---

Amistades visitantes que me padecen:

¡Enhorabuena!
Llegó el tiempo del tuneo. 
Esta niña está mutando, cambiando, mudando
-bue, ¿quién no?- y a este blog también llegarán los tatuajes. 
Disculpas por parecer/querer/esperar que el anterior texto anticipe algo. 
Nada de eso. 
Ya que estamos, Pimba! 
Metí dos en uno, armonizando con los tiempos posmo de ofertón.
Bueno.
No puedo contar más, yo tampoco sé de qué va la cosa.

Pd: Los ojos sagaces que anduvieron antes por aquí notarán que cambié el fondo. 
Es momentáneo.
 Una tinta, más no el corte de pelo. A no confundir.


  

viernes, 18 de febrero de 2011

Presentación Cuadrada :)


Gente en obra
(para la innaguración ya lo habré acuareleado ;)

---

¡Próximamente blog del Colectivo Cuadrado!
Eso seríamos Folle y Carola, mis dos amigas, + eu.
Lugar para que pongamos nuestras animaciones
-ah, sí, eso hacemos- 
letras, dibujitos y cosas que hace la gente
por amor al arte o vagancia.

Detalle, 
¡nos falta nombre pal bló!
es que no vale lo obvio, vió.
Se me había ocurrido uno fantástico: "un poco gaiegas somos"
Pero fui censurada por apología al prejuicio o a las acepciones despectivas, algo así
-a estas cuadradas les falta sentido del humor...-

Bueno, el/la que quiera que tire el primer aporte.
¡Obrigadadísimas!

jueves, 17 de febrero de 2011

Dos veces ego.


. Así soy yo. Me inhibo con soltura.

A veces quisiera tirar todo por la borda, la casa por la ventana y la ventana.
Pero soy ecologista, y la conciencia me carcome de sólo pensarlo.


- - - 

. Bu!                                         

Proponerme escribir es siempre un desafío.
No como una sopa de letras, una carrera de autos o de bicicletas.
Es más parecido al reto mañanero del espejo. 
Ir con disposición al psicólogo, sin poder mentírsele.
Porque agarrar la birome y apoyarla en la hoja es sellar el contrato -obviando la letra chica-
Ese contacto da piedra libre a las palabras, si se hace bien.
Es desnudarse voluntariamente, casi sin resistencia, si se hace bien. 
Entonces sucede ante los ojos eso que se es
Y a veces qué susto.


 - - - 

+ YAPA

Perdón, no va a poder ser. 
Era algo relacionado a esta temática, aires de cambio ainda mais. Pero es 
menester adjuntar imagen y los préstamos de cámara vienen escasos...  En fin.
Pronto muy pronto, sí.



(Para ir tapando el ojo de mientras, esta bonita cortesía de Google).
¡Sabremos cumplir!